Anatomía de un Negocio: Zonas frías y calientes

Tener un negocio propio nos hace mucha ilusión, porque vemos materializados nuestros sueños de emprendimiento y nos sentimos atraídos por la rentabilidad y el deseo de vender muchísimo. Leer más